Saltar al contenido
Raul Jimenez Barcos

Como Alexa cambiará nuestro comportamiento de compra

Vivimos en tiempos en los que nuestro comportamiento de compra se esta moviendo más rápido de lo que somos capaces de absorber. En los últimos 20 años todas las industrias que conoces vieron un incremento exponencial o tuvieron una interrupción drástica provocada por el cambio de comportamiento debido a las innovaciones tecnológicas. Kodak podría haber hecho mejores impresiones fotográficas, pero la gente lo que quería era “me gusta” en Instagram para sus fotos con filtro.

Pienso que vivimos en tiempos increíbles y que este continuo cambio llena el panorama de oportunidades para los valientes que las sepan aprovechar y sean capaces de asumir el riesgo de ir un paso más allá y aportar esas nuevas necesidades que los clientes están necesitando.

Cada nueva forma de tecnología cambia nuestro comportamiento de compra, el uso de Internet y los móviles nos han hecho rápidamente ser mucho más impacientes, y para saciar nuestro sentido de urgencia, las marcas deben seguir el ritmo. Amazon acaba de revelar que tienen más de 100 millones de clientes Prime y citó a India como el mercado de más rápido crecimiento para Prime. El matrimonio Google Home – Walmart será un final feliz para los clientes. Mientras que la industria del comercio electrónico aún no ha alcanzado el punto de madurez. Y luego boom, ya tenemos el comercio de voz ganando velocidad.

¿Cómo impactará “la Voz” en el comportamiento de compra de las personas y qué pueden hacer las marcas al respecto?

Cuando decimos el comercio de voz nos referimos al uso de asistentes inteligentes como Alexa, Google Assistant y Siri con los que interactuamos, también al software y aplicaciones que se llaman Acciones en Google y Alexa Skills y en tercer lugar al comercio de voz que incluye todo el contenido y productos de terceros.

La voz nos liberara de las compras repetidas y monótonas:

Somos criaturas de hábitos y rara vez cambiamos nuestras preferencias al comprar artículos para casa tales como cosméticos, champú, cuchillas de afeitar y demás. Comprar estos no se clasifica como compras, sino como tareas domésticas. Comprar estos productos con voz será una experiencia liberadora para las audiencias ricas en dinero y con hambre de tiempo. Simplemente dile las palabras al asistente de voz ubicado convenientemente en la encimera de la cocina y recíbelas en tu puerta en unas horas.

Se escucha la voz de todos:

¡Ahora imagínate a todos interactuando con una marca al mismo tiempo! El comercio de voz redefine el concepto de compras familiares, que, por cierto, nunca volverán a ser lo mismo. Con asistentes inteligentes que viven entre nosotros en las salas de estar, todos, desde los adolescentes hasta los abuelos, interactúan casi sin restricciones con él para descubrir, considerar o comprar cosas.

Esta será una curva de aprendizaje interesante para las marcas y los especialistas en marketing.

Redefiniendo la experiencia del cliente con las emociones humanas:

El fenómeno de investigar en línea y comprar fuera de línea ha existido desde la llegada del smartphone, la mayoría de los puntos de venta físicos ahora igualan las tarifas en línea si un cliente lo señala. Pero la experiencia general de compra en grandes puntos de venta ha sido constante (de una manera aburrida) y está lista para la innovación. Actualmente, el rol de vendedor en las tiendas se ha cambiado por un folleto humano que habla, si el asistente de voz puede responder la pregunta del producto en una conversación intuitiva y natural, entonces la verdadera función de la persona de ventas sería construir una mejor relación y asegurar clientes tener una experiencia de compra personalizada, no a través de datos, sino a través de las emociones humanas.

Cada nueva tecnología requiere una cantidad de tiempo significativamente menor que su predecesora para atraer a una masa crítica de usuarios, y la adopción de voz por parte de las personas ha sido la más rápida hasta ahora. Prepárate, porque estamos entrando en el mundo de la voz.

Articulo inspirado en el artículo original de Business World