Saltar al contenido
Raul Jimenez Barcos

Entrevista a Diego Demeusois, fundador de Amovens

¿Te imaginas crear una Startup cuando tienes 24 años? Ahora imagínate hacerla crecer tú solo sin grandes recursos más que tu ingenio y tenacidad. Esto no va a quedar aquí. Llega un día en el que más de un millón de usuarios usan tu plataforma y logras que un país entero cambie la forma en la que viaja y se relacione viajando.

¿Te imaginas que además con ella consigues aportar tu “granazo” de arena a luchar contra el cambio climático, problemas de aparcamiento y haces que todo aquel que la use se ahorre dinero?

Para hacer más fantástica la historia, te fusionas con el líder en Escandinavia de tu sector y ¿Por qué no? un poderoso señor danés, llamado Lennart Lajboschitz y creador de las tiendas TIGER queda maravillado con tu idea y decide invertir en ella cifras de siete dígitos. El objetivo es cruzar fronteras y plantarle cara a una tal Blablacar a nivel mundial.

No, no estamos hablando de ninguna genial startup basada en Silicon Valley. No tienes que ir tan lejos, estamos hablando de una genial startup española creada e impulsada por Diego Demeusois, un jovencísimo emprendedor que ha revolucionado la manera en la que usamos nuestro coche y con el que tuve la suerte de charlar un rato el pasado jueves. Aquí te cuento su historia y lo que aprendí de él.

El caso  de éxito de Amovens

Amovens nace cuando Diego tenía 24 años. Tras volver de estudiar de Inglaterra, existía en él la necesidad de crear algo que no solo generase un beneficio económico, sino que crease cambio positivo. Diego soñaba emprender algo que a través de la colaboración de las personas solucionase problemas sociales.

Eran tiempos en los que la crisis empezaba en España, la gasolina no paraba de subir y el cambio climático empezaba a preocupar a todos. Además conseguir aparcamiento en las grandes ciudades españolas se convertía en una gran odisea.

Convencido que si las personas se unían podían solucionar estos problemas. Y de que si todos hacemos un mejor uso de los recursos disponibles saldríamos ganando. Diego crea Amovens introduciendo así en España el Carpooling  o el concepto de compartir viaje y gastos entre personas que hacen el mismo trayecto.

La clave fue la persistencia

Pero ese mismo año 2009 Blablacar aterrizó en España Después de haber introducido con éxito este modelo de negocio en Francia. Tenían muchos más recursos económicos y mucha fuerza. Y ahora te preguntarás: ¿Cómo se lucha con un competidor mucho más fuerte y con más presupuesto que tú?. “Con mucha dificultad, trabajo duro, persistencia y creatividad”. Me dice Diego. “La clave está en saber cuándo persistir y cuándo pivotar”. Y en este factor, se encuentra la clave de lo que son hoy día.

En el caso de Amovens la persistencia y el aguantar a pesar de las adversidades fue la clave de su éxito. Además de audacia y creatividad. Lanzándose a la calle a promocionar un producto en el que creían. Cuando Blablacar cambió su política y decidió cobrar a sus clientes altos costes por usar la plataforma. Ellos supieron canalizar esto y consiguieron hacerse con una cuota grande de mercado. Pero lejos de conformarse con eso, han apostado por una fuerte estrategia de diferenciación a través de ofrecer dos nueva categorías a este mercado donde son los líderes indiscutibles.

Diferenciación para convertirse en líderes

La primera de ella puedo deciros que yo mismo la probé el pasado verano y me dejó maravillado. Consiste en el alquiler de coches entre particulares. En vez de alquilar el coche a una empresa tradicional y pagar cientos de euros en comisiones ocultas, contactas a través de la plataforma con otro usuario que quiera rentabilizar su coche en los tiempos que no necesite usarlo.

La otra categoría que han creado es un Renting de vehículos. Por una cantidad fija al mes, puedes estrenar un coche, incluyéndote por ese importe el seguro y el mantenimiento. Además de poder reducir esta cuota volviendo a alquilar el vehículo cuando no vayas a usarlo.

Persistencia mezclada con grandes dosis de audacia

En definitiva, el éxito de esta startup española viene de la persistencia mezclado con grandes dosis de Audacia por parte de todo el equipo, ya que según Diego “si intentas competir en el mismo terreno que tu competencia, con recursos infinitamente pequeños vas a perder”

Ser diferente paga dividendos

Centrándonos en Diego Demeusois como emprendedor. Su desventaja y ventaja competitiva a la vez, me cuenta, viene de hacer las cosas un poco distintas al resto de empresarios, ya que él viene del mundo de la filosofía y sociología no del mundo de la empresa, además si sumas que creció en Francia y estudió en Inglaterra. Esto le hace ver las problemáticas desde un enfoque distinto al habitual, y le permite haberse hecho preguntas a problemáticas que otros no se planteaban. Algo que me parece brillante y que tienen en común la mayoría de las personas que han creado algo significativo y consiste en ver un paso más allá y abordar las problemáticas desde otro enfoque.

Nuevos proyectos y nuevas ideas

Después de la fusión con GoMore, aunque sigue estando presente en Amovens, Diego trabaja en varios frentes. Uno de los que con más ilusión me habla se basa en un proyecto que empezó como un hobby. Se trata de Pontejos Conservación y Preservación, que consiste en la rehabilitación de inmuebles antiguos en Madrid y Barcelona, con el objetivo en aportar valor a los barrios céntricos de las grandes ciudades y a sus habitantes.

Con este proyecto, Diego pretende impulsar conceptos y reflexiones como el de re-residencializar los centros históricos. Además en la importante superficie comercial de los edificios se pretende impulsar actividades que aporten valor al barrio y a sus habitantes.

Lo que he aprendido de Diego

Lo que he podido aprender hablando con Diego Demeusois es que el hecho de intentar algo innovador y adelantado a tu tiempo, aunque puede que al principio nadie te entienda, paga dividendos. También que la tenacidad bien entendida y gestionada puede ser una gran ventaja competitiva. Y por último me ha encantado que Diego siempre perseguía el camino de crear una empresa con un objetivo económico, por supuesto, pero que a la vez generase cambio positivo en la sociedad. Me parece algo necesario y brillante a la vez.

Gracias por leerme

¿Conectamos en Linkedin?